La filosofía medieval le debe a Tomás de Aquino la recuperación de
Aristóteles, ignorado durante siglos en el Occidente latino. Entre las
obras aristotélicas había una de especial valor por su contenido social:
la Política. Pero de modo sorprendente ni la conocieron los árabes,
como advertía con pesar Averroes, ni existían comentarios griegos. Fue
mérito del dominico Guillermo de Moerbeke traducirla al latín
poniéndola a disposición de los estudiosos.
Y fue mérito de Tomás de Aquino difundirla a través de su
comentario Sententia libri Politicorum. Puede decirse que gracias a él el
multiforme proyecto aristotélico de organización política adquirió carta
de naturaleza en la Europa medieval. Las consecuencias de tal
asimilación desbordaron el ámbito de las aulas universitarias y los
debates escolásticos.
Aunando pues dos textos de especial relevancia, el tratado de
Aristóteles y el comentario de Tomás de Aquino, la presente edición ha
buscado ofrecerlos al lector del mejor modo posible. En primer lugar,
basando la traducción en la edición crítica Leonina del comentario, algo
que hasta ahora no se había hecho. En segundo lugar, acompañándola
de una amplia introducción y de aquellas notas de carácter filológico y
filosófico necesarias para una mejor comprensión. En tercer lugar,
insertando al final de la traducción tres índices de vario contenido (de
materias, nombres y obras citadas) y un léxico trilingüe (griego-latino-
castellano). Por último, siguiendo el ejemplo de la edición crítica,
encabeza cada capítulo el texto de la traducción grecolatina de
Moerbeke, una joya del latín medieval que contiene en su forma
primitiva el lenguaje político que todavía seguimos usando.

Pedro Roche Arnas y Andrés Martínez Lorca, Tomás de Aquino, Exposición de la Política de Aristóteles, Madrid, Editorial UNED, abril de 2019.